A la mesa. (Cap 11)

view-874888_960_720

Al volver junto mamá, las tripas me crujieron por sorpresa, no me había percatado de mi hambre, hasta ver a madre y a la señora colocando la mesa, estaba tan colorida:

El mantel era blanco con bordados florales, las servilletas eran de tela, hacían juego con el mantel; la cubertería y vajilla  era de un brillante tan bonito que parecía ser la de invitados.

En el centro de la mesa reinaba una ensalada enorme llena de colores, tenía lechuga, zanahorias, tomates, maíz y trocitos de queso.

El aroma tan exquisito sin embargo se sentía a mi espalda, y así era, traían un asado con verduras en una bandeja plateada ardiente.

-Cuidado Higía, deja pasar- me dijeron al verme embobada.

-A la mesa.-Anunció posteriormente la señora.

-Oh, que sabor tan agradable, parece que fuese la primera vez que mi paladar come ensalada.-Espetó madre.

-Claro- añadió el abuelo- es todo ecológico.

-El asado no se queda atrás dijo mi padre.

-Bueno es también ecológico. Aquí cerca hay una granja muy grande.

-¿Podríamos ir a verla? – Me ilusione antes de recibir alguna respuesta.

-Higía ya bastante detalle han tenido con nosotros, no les pidas que nos dediquen más tiempo,

además, que ahora el dueño de la granja también estará comiendo.

-No te preocupes niña, que te llevaremos cuando sea posible- respondió el señor de la casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *