Aceites y salud.

aceite-de-oliva2
Todos en nuestras casas usamos aceite para cocinar , es un ingrediente habitual en nuestras cocinas y no sabemos hasta que punto es importante conocer su procedencia y el método de fabricación de este, por ello quiero daros a conocer las diferencias de los diferentes aceites que existen en nuestro mercado, solo vamos hablar de los más habituales.

Debemos diferenciar los tipos de aceite en cuanto a usos y propiedades:
Aceite de oliva: Es uno de los más usados en la cocina mediterránea , sus propiedades más importantes son depurador del hígado, cardio saludable ya que es rico en ácido oleico (baja en nivel del colesterol «malo» y sube el «bueno») y digestivo ya que ayuda con el estreñimiento. Es el más adecuado para freír ya que aguanta más temperatura sin descomponerse aunque ningún aceite debería superar los 180º para que no deje de ser saludable.

Aceite de girasol: Este aceite también es muy usado en nuestras cocinas y más cuando se habla de frituras, al contrario de la creencia este aceite no debería ser usado en frituras pues aguanta menos temperatura , empieza a degenerarse a los 160º por lo cual deberíamos ir desechando esa creencia inculcada de que es el mejor aceite para freír. En frío el aceite de girasol tiene unas propiedades parecidas al de oliva ya que también es alto oleico. Si aún sabiendo todo esto vamos a usar este aceite para freír , debemos usarlo tan solo una vez.

Aceite de maíz: Este como los anteriores es cardiosaludable gracias a su gran contenido en omega-6 y vitamina E , su degradación sometido al calor es aún mayor que los anteriores así que es recomendado su uso en frío. Actualmente este aceite no se puede considerar saludable ya que casi toda la producción existente en el mercado proviene de cultivos transgénicos.

Aceite de palma: Este aceite es muy usado en la industria alimentaria, es rico en vitaminas A, D y E y se considera un gran antioxidante pero a su vez tiene una gran cantidad de ácidos grasos saturados por lo que su consumo no es tan beneficioso para la salud como los anteriores, ni en frío ni en caliente. Éticamente, deberíamos saber que para su creación se necesita desforestar enormes superficies de terreno destruyendo muchos ecosistemas. Con lo que con su consumo, perjudicamos el Medioambiente.

Aceite de coco: Este aceite para mí es uno de los más controvertidos pues ahora está considerado como un «superalimento» , aunque tiene gran parte de ácidos grasos saturados los estudios dicen que aumenta el metabolismo y que sometido a altas temperaturas no degenera como otros aceites, queda por ver si tan solo es una nueva moda o realmente es tan saludable como lo pintan.

Bueno ya os he hablado de los principales aceites , ahora os quiero dar mi opinión personal a la hora de escogerlos, conservarlos y usarlos.

Siempre que podamos escogeremos aceites ecológicos de nuestra tierra, y esto… ¿porqué? pues te voy a dar varios motivos, los aceites ecológicos se han hecho a partir de materias primas cuidadas con mimo sin ingredientes artificiales ni pesticidas que enfermaran nuestro organismo y mermaran las buenas propiedades del producto final , obtenidos mediante procedimientos tradicionales, y porqué comprando a nuestros productores hacemos que nuestra economía sea más rica, ética y sin huella ecológica.
Cualquier aceite, da lo mismo el tipo que sea debemos conservarlo bien tapado y en un lugar oscuro, si podemos escoger aceites que vengan en lata mucho mejor será su conservación.

Una vez usados no debemos reciclarlos para comer, sí para hacer jabones , mascarillas etc… pero si aún así decidimos reutilizarlos para comer debemos de colarlos bien de impurezas, guardarlos bien en un lugar cerrado y que no le dé la luz.

Existen muchos más tipos de aceites en el mercado lino, soja, borraja etc… de los que trataremos en otra ocasión puesto que son menos utilizados en la actualidad.

Ya para concluir quiero añadir que cualquier tipo de dieta saludable debe incorporar una mínima ración de grasas para ser equilibrada, solo hay que saber usarla y elegirla.

Colaboradora: Noemí Escudero Alonso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *