Alternativas al azúcar blanco: endulzantes naturales.

Dejar el azúcar puede ser difícil, pero existe una gran variedad de edulcorantes naturales disponibles bajos en calorías, y que son muy dulces y muy beneficiosos para la salud.

Últimamente se habla mucho sobre los riesgos para la salud que se derivan del consumo del azúcar, por lo que resulta inevitable hacerse la pregunta ¿es el azúcar bueno para nuestra salud?

El azúcar, consumido de forma moderada, resulta beneficioso para nuestro organismo, pues la glucosa nos proporciona energía necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

Sin embargo, estos beneficios se pierden cuando se trata de azúcar refinado: debido a los procedimientos de cocción a altas temperaturas y al uso de productos químicos, pierde todos sus nutrientes, por lo que se convierte en un hidrato de carbono simple, un alimento que sólo aporta calorías.

Aunque numerosos estudios e investigaciones han demostrado lo perjudicial que el consumo de azúcar blanco refinado puede ser para nuestra salud (diabetes, obesidad, salud dental…) la realidad es que sigue formando parte de la dieta de una gran mayoría de la población.

Y es que cada vez es más difícil evitar su consumo: prácticamente la mayoría de alimentos que son procesados contienen azúcar. Y lo que es peor, muchas veces resulta imposible saber si un producto contiene azúcar, pues las empresas alimenticias utilizan diversos nombres para referirse al azúcar en el etiquetado.

Ante esta situación, la mejor alternativa es optar por endulzantes naturales. Además de su poder para endulzar, muchos de ellos son ricos en nutrientes y tienen beneficios para nuestra salud.

Aquí una mini-guía para conocerlos mejor.

Azúcar de caña integral

Este endulzante se obtiene evaporando el jugo de la caña por calentamiento, que posteriormente se cristaliza, de manera que conserva los minerales, oligoelementos y vitaminas de la caña de azúcar. El auténtico azúcar integral de caña no está refinado y conserva su riqueza nutricional. Su color es oscuro y tiene una textura un poco pegajosa, debido a su alto contenido en melaza, ingrediente que se elimina durante el refinado.

El azúcar de caña integral tiene un índice glucémico bajo, es rico en vitaminas del grupo B y minerales como el fósforo, potasio, hierro, magnesio y calcio.

¡Importante! No se debe confundir el azúcar integral de caña con el azúcar moreno que se vende en las grandes superficies. El azúcar moreno se trata de azúcar blanco al que se ha añadido melaza (que se había perdido durante el proceso de refinado).

Panela

La panela se obtiene a partir del jugo de la caña de azúcar. Se la considera el azúcar más puro, ya que no es sometida a ningún proceso como refinado o centrifugado, y también el más sano, pues al no sufrir estos procesos, conserva todos los nutrientes de la caña de azúcar.

La producción de la panela es un proceso bastante simple: se cuece el jugo de caña de azúcar a altas temperaturas hasta obtener una melaza bastante densa; después, se coloca en moldes y se solidifica.

Contiene vitaminas A, algunas del grupo B, C, D y E y 5 veces más minerales que el azúcar moreno. Además tiene efectos balsámicos y expectorantes, lo que la convierte en un buen remedio natural en casos de resfriados y gripes.

Melaza o miel de caña

La melaza o miel de caña, se obtiene al cocer el jugo de azúcar de caña hasta que se evapora el agua y se concentra el azúcar natural.

Tiene una apariencia líquida y espesa que recuerda mucho a la miel, aunque su color es más oscuro. De hecho, cuanto más oscura sea, más intenso será su sabor y más nutrientes tendrá.

Con un alto contenido en hidratos de carbono y en vitaminas del grupo B, así como minerales como potasio, calcio, hierro, cobre y magnesio.

Por su aporte de energía es ideal para deportistas, y su alto contenido en hierro la hace perfecta para tratar la anemia.

Miel

La miel es el endulzante natural más utilizado por el hombre a lo largo de la historia.

Y es que aparte de tener un poder endulzante mayor que el azúcar (25 veces más), un delicioso sabor y ser muy nutritiva, la miel también ofrece muchas otros beneficios para nuestra salud: tiene propiedades antibióticas, antibacterianas, cicatrizantes, calmantes y laxantes.

Eso sí, asegúrate de que se trate de miel cruda sin procesar: la miel procesada o adulterada con otros ingredientes tiene muchos menos nutrientes.

Estevia

La Estevia es un planta de hoja verde procedente de América del Sur, usada durante siglos por los indios guaraníes de Paraguay.

Esta planta tiene la propiedad de endulzar mucho más que el azúcar, pero sin aportar calorías, y con numerosos beneficios para nuestra salud: mejora la salud dental y la circulación, es digestiva, etc.

Con un sabor que recuerda al regaliz, la estevia se puede consumir de diversas formas: en formato líquido (extracto), en polvo o usando directamente las hojas de la planta.

El consumo de estevia es apto para personas diabéticas, pues ejerce un efecto hipoglucémico que estimula las células del páncreas para generar más insulina, pero sin afectar a los niveles de azúcar en la sangre.

Es rica en nutrientes esenciales, como la vitamina A y la vitamina C, así como minerales como el hierro, zinc, calcio, manganeso, potasio y calcio.

Sirope de agave

El sirope de agave es un endulzante 100% natural de sabor neutro que se extrae de la planta del mismo nombre, el agave, de aspecto similar al cactus y originario de América tropical, subtropical y el Caribe.

Aunque es cierto que el jarabe de agave contiene ligeramente más calorías que el azúcar de mesa, endulza el doble que el azúcar refinado, así que, con una pequeña cantidad de sirope de agave, obtendremos el mismo sabor dulce.

La principal ventaja que tiene el sirope de agave frente al azúcar es que es tolerado por los diabéticos e hipoglucémicos, ya que su índice glucémico es bajo, y no se necesita insulina para ser digerido (apto para diabéticos tipo II y no insulinodependientes).

¡Importante! Hay que tener especial cuidado a la hora de elegir el sirope de agave, pues en ocasiones se utilizan productos químicos y calor para su elaboración. Por eso hemos de elegir marcas ecológicas, que garantizan un producto más natural ya que no utilizan productos químicos y el proceso de elaboración se hace a fuego lento.

Sirope de arce

El arce es un árbol que crece sobre todo en Canadá y en el norte de Estados Unidos. Su sirope se extrae a partir de la evaporación de la savia de este árbol.

El sirope de arce es un producto 100% natural y no refinado, por lo que conserva todos los nutrientes del jugo de arce cuando es transformado en sirope.

Con un gran contenido de antioxidantes, ayuda a combatir el envejecimiento prematuro causado por los radicales libres.

Además, su alto contenido en magnesio y zinc ayudan a la salud del corazón y promueven una función mejorada del sistema inmunológico

Descubre más información interesante en www.solnatural.bio

Azucar de caña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *