Compost. (Cap 14)

grown-up-1637302_960_720

Y por fin llegó el postre:

-OH, me has hecho regresar a la infancia- dijo madre a la señora mientras aceptaba su postre- un trozo de pan casero con chocolate-como un bocadillo de chocolate.

-Gracias- le agradecí mi ración.

-Vaya, pero este sabor es igual de mi infancia- continúo madre- ese chocolate tan casero y especial, ese que es tan dulce que parece amargo… que placer.

Realmente estaba delicioso, era un chocolate muy especial, se llamaba chocolate negro 56%.

-Bueno Higía, mientras tomamos el té y el postre, te voy a contar que es el compost- y así me lo explicó el señor:

-Hoy en día tiramos todas las sobras de comida, o del huerto al mismo contenedor, pero, hay un abono que se llama así, compost, con él puedes cultivar tu misma tus huertos y no solo te ahorraras dinero y será ecológico, si no que también, disfrutaras sabiendo que tu esfuerzo quedará recompensado.

Por cada 100kg más o menos de restos orgánicos se consigue 30kg de abono.

Cuando quites la mesa, o cuides del jardín selecciona que puedes o no utilizar.
Sí puedes utilizar seguro las ramas que podes de tu jardín, las hojas, la paja de las granjas, las cenizas de la chimenea, los posos de café, del té, los yogures caducados, las sobras de frutas y verduras, hasta la cáscara de los huevos, aceites, y muchas cosas más.

Ten cuidado de no poner nada que se pueda pudrir y crear malos aromas, ni cosas NO orgánicas.

Todo esto lo podrás almacenar en unas cajas que hay destinadas a ello, o también puedes hacerte una cajita de madera y ponerla en un lugar alejado de las ventanas y al aire libre.

Porque lo que pongas ahí, se tiene que descomponer y convertirse en el material de abonado.

Y con ello tus cultivos estarán fuertes y sanos. Tendrás que tener paciencia, tardara mas de tres meses, pero tampoco más de siete.

-Madre mía- respondí- pues si que hay que trabajar para comer estas cosas tan sabrosas- pasé mi mano por mi frente como señal de tener que sudar para cultivar y cocinar estos manjares y todos se echaron a reír.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *