De recolector a agricultor. (Cap 9).

agricultorYo no quedé del todo convencida, y cada vez que tomaba miel o veía el bote de cristal, pensaba que faltaban muchos detalles al cuento de la abeja Desi, porque la abeja no ha metido la miel a mi bote, ni la ha llevado a las cámaras donde la guardan entonces en la siguiente visita que me hizo la abuela le pregunté

-¿Pero cómo llega la miel ha este envase? Ya sé como llega a la casa, y como se cocina, pero como sé guarda?
Y obtuve esta otra sabiduría de la abuela:
Cuando la sociedad primitiva pasó de ser recolector a agricultor, encontró en los árboles huecos una sustitución de las colmenas salvajes.
Con este descubrimiento, podían tener la colmena mas cerca, controlada y remediaban al igual los robos, por eso que dicen, que la miel es como el oro.
Pero como debes saber, una colmena la han de fabricar las mismas abejas que van hacer su ciclo vital y a trabajar en ella.
Pero, el agricultor, debe cortarla y con ellos la colonia; es decir la familia de abejas, compañeras o como quieras llamarlo; pero por suerte los egipcios y los certesen encontraron la forma de hacer que las colmenas se formasen con una cavidad en la parte posterior y así podían coger la miel y no molestar a una sola abeja, para evitar picaduras espantaban a las mismas con humo.

En el siglo XVI y XVII se diseñó los paneles móviles en un principió creados para observar y finalmente utilizados para recolectar.
En el siglo XIX también inventaron un extractor de miel y el modo de ahumador que aún usamos hoy en día.
La incorporación de la prensa hacia mas rápida y fácil el proceso de exprimir cada gota de miel hallada en el panal.
Y para alegría de las abejas como Desi, gracias al proceso de maquinaria y en especial al de centrifugado, las colmenas se podían reutilizar y así no molestar a las colonias y obligarlas a trabajar una y otra vez creando una tras otra.
-Y mi cabeza ya anciana no recuerda detalle más que yo deba añadir- finalizó la abuela su charla y con espontaneidad  metió su dedo índice en el delicioso bote de miel, se llevo un buen merecido manjar al paladar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *