El TAZÓN DE HIGÍA. Mascota de Ecogrinbi (Cap 1)

Mascota de Ecogrinbi blog post 1

El TAZÓN DE HIGÍA.


-Um… mi colocado-pensé desde mi cama a la vez que me despertaba el aroma de la leche a fuego lento con dulce espuma.

¡CRIK CRAK PUM!

-OH no- exclamé cuando seguí incrédula, con mi mirar, el recorrido del tazón disney,  de las manos de mamá al suelo…

Los ojos de madre, para mi sorpresa se decepcionaron tanto o más que los míos.

De repente sus pupilas brillaron y se hizo luz la cocina.

-Venga Higía no te quedes ahí parada.-La rotura de mi tazón disney, el primer tazón de mi infancia, me había paralizado el cuerpo como una partícula añadida. Pero me animé al notar el cambio en mamá, el cual siempre indicada, solución.

-Siéntate no te vayas a cortar, pongo otra vez la leche en el cacito y te enseño tu nuevo tazón.-Me anunció

Como madre era bajita, tuvo que alzarse sobre los dedos de sus pies al máximo, levantar sus brazos, abrir el armario alto, y encontrar lo que buscaba.

-OH, que bonito y es de mayor- Me emocioné por un momento.

Dejó el tazón blanco con fondo verse ante mi, e incluso llevaba su propia cuchara, en mi caso para las galletas.


-Pero mamá- dije entristecida- éste no tiene las historias que tenía el de disney.
-¿Cómo qué  no?- ya estaba comenzando a sentarse a mi lado en una de las butacas, no sin antes calcular en el reloj de pared el tiempo que nos restaba para ir al colegio, y bajar la potencia del fogón. –Este tazón lo utilizaba yo de muy pequeña. Resulta que és muy valioso.

¿Y sabes porqué?- No me dejó opción ni a pensar la respuesta-Pertenece a una mujer que se llama como tú, Higía, en el griego antiguo la llamaban Salud.

-Vaya, me llamo salud. ¿Porqué me has llamado Salud?- Me estremecí.

-No,-respondió-tú, eres Higía, es que ella era una Diosa de la limpieza y sanidad.
Su historia es que no la reconocieron como tal hasta que unas plagas destruyeron Atenas, mira si es importante que eso pasó alrededor de 429 a. de C, y el tazón está perfecto.

Lo más espeluznante, fuerte y mágico, es que ella tenía en sus representaciones una serpiente enorme enroscada alrededor de todo su cuerpo, a la cual ella alimentaba con un recipiente que portaba en las manos. Tú abuelo me contó que su abuelo, por su abuelo, por el suyo aseguraba que el recipiente de donde le daba de comer es este tazón.

-¿Y quién le dio el tazón a Higía? ¿Su mamá¿ ¿Está envenenado por la lengua de la serpiente?

-No y no. –Dijo con autoridad- Se lo regaló su padre, el Dios de la medicina Griega, de nombre Asclepio. Entendía de plantas medicinales y era tan poderoso que podía hasta devolverle la vida a los muertos.

-Llámale y que nos devuelva a la abu- Que ilusión
-Hija, es que a Asclepio lo mató otro Dios nombrado Zeus por miedo a dejar el cielo obsoleto.

-Ah, la abu está con los Dioses en el cielo. Que chulo mamá.

-Exacto. Dicen que por ello Higía tenia una serpiente, porque su padre la tenía desde en un bastón a un perro, de la misma Tierra, hasta su interior propio. Hoy, tú que también te llamas Higía, vas a desayunar en el tazón del Dios de la medicina y la Diosa de la salud Griega, de donde la serpiente sabia y famosa ha desayunado tantisimas vidas.
Y a tu otra pregunta, sí eran los Dioses de la salud es obvio que no puede estar envenenada, si no encantada, por ello es un tazón especial que forma parte de lo ecológico, y por ello, de una vida sana. Venga, que dan las nueve menos diez, hay que ir al colegio mi niña.

Ese fue el día que me hice un poco más natural, y como Higía, también un poco sabia.

FIN.

Mascota de Ecogrinbi blog post 1

One thought on “El TAZÓN DE HIGÍA. Mascota de Ecogrinbi (Cap 1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *